¿Cómo encontrar pareja? 7 consejos para hallar el amor

¿Soltero y buscando el amor? Si bien siempre existen obstáculos para conocer a la persona adecuada, estos consejos pueden ayudarte a encontrar una pareja estable construyendo una relación sana.

¿Estás soltero y buscas el amor? ¿Te resulta difícil conocer a la persona adecuada? Cuando se tienen problemas para encontrar una conexión amorosa, es muy fácil desanimarse o aceptar los mitos destructivos que existen sobre las citas y las relaciones de pareja.

La vida como una persona soltera ofrece muchas recompensas, como ser libre para practicar tus intereses, aprender a disfrutar de tu propia compañía y apreciar los momentos tranquilos de soledad. Sin embargo, si estás listo para compartir su vida con alguien y deseas construir una relación duradera, la vida como persona soltera también puede parecer frustrante.

Para muchos de nosotros, nuestro bagaje emocional puede hacer que encontrar la pareja adecuada sea un viaje difícil. Quizás creciste en un hogar donde no había un modelo a seguir de una relación sólida y dudas de que tal cosa exista. O tal vez tu historial de citas consiste solo en breves aventuras amorosas y no sabes cómo hacer que una relación dure. Podrías sentirte atraído por el tipo de persona equivocado o seguir tomando las mismas malas decisiones una y otra vez, debido a un problema no resuelto del pasado. O tal vez no te estás poniendo en los mejores entornos para conocer a la persona adecuada, o que cuando lo haces, no te sientes lo suficientemente seguro.

Cualquiera que sea el caso, puedes superar tus obstáculos. Incluso si has salido escaldado repetidamente o tienes un historial deficiente en lo que respecta a parejas, estos consejos pueden ayudarte a encontrar una relación sana que dure.

¿Cómo es una relación sana?

Cada relación es única y las personas se unen por muchas razones diferentes. Sin embargo, también hay algunas características que la mayoría de las relaciones saludables tienen en común, como el respeto mutuo, la confianza y la honestidad. En una relación sólida y sana, también se encuentran otras características:

  • Una conexión emocional significativa entre ellos. Ambos hacen que el otro se sienta amado y realizado emocionalmente.

  • La capacidad de discrepar respetuosamente. Necesitas sentirte seguro para expresar las cosas que te molestan sin temor a represalias y ser capaz de resolver el conflicto sin humillación o insistir en tener la razón.

  • Se mantienen vivas las relaciones e intereses externos. Para estimular y enriquecer la relación romántica, es importante mantener tu propia identidad fuera de la relación, preservar las conexiones con familiares y amigos y mantener tus aficiones e intereses.

  • Comunicación abierta y honesta. La buena comunicación es una parte clave de cualquier relación. Cuando ambas personas saben lo que quieren de la relación y se sienten cómodas expresando sus necesidades, miedos y deseos, puede aumentar la confianza y fortalecer el vínculo.

Los mitos del amor. Reevalúa tus conceptos erróneos sobre las relaciones

El primer paso para encontrar el amor es reevaluar algunos de los conceptos erróneos sobre las citas y las relaciones que pueden estar impidiendo que encuentres un amor duradero.

Mito: Si no siento una atracción instantánea por alguien, no es una relación que valga la pena seguir.

Realidad: Este es un mito importante que debe disiparse, especialmente si tienes un historial de tomar decisiones inapropiadas. La atracción sexual instantánea y el amor duradero no necesariamente van de la mano. Las emociones pueden cambiar y profundizarse con el tiempo, y los amigos a veces se convierten en amantes, si se les da a esas relaciones la oportunidad de desarrollarse.

Mito: Solo puedo ser feliz y realizado si estoy en una relación o es mejor tener una mala relación que no tenerla.

Realidad: Si bien existen beneficios para la salud que se obtienen al tener una relación sólida, muchas personas pueden ser igualmente felices y satisfechas sin ser parte de una pareja. A pesar del estigma en algunos círculos sociales que acompaña a la soltería, es importante no entrar en una relación solo para “encajar”. Nada es tan negativo y desalentador como estar en una mala relación.

Mito: Las mujeres tienen emociones diferentes a las de los hombres.

Realidad: Las mujeres y los hombres sienten cosas similares pero a veces expresan sus sentimientos de manera diferente, a menudo de acuerdo con las convenciones de la sociedad. Pero tanto los hombres como las mujeres experimentan las mismas emociones centrales como la tristeza, la ira, el miedo y la alegría.

Mito: El amor verdadero es constante o la atracción física se desvanece con el tiempo.

Realidad: El amor rara vez es estático, pero eso no significa que el amor o la atracción física estén destinados a desaparecer con el tiempo. A medida que envejecemos, tanto los hombres como las mujeres tienen menos hormonas sexuales, pero las emociones a menudo influyen más en la pasión que las hormonas, y la pasión sexual puede volverse más fuerte con el tiempo.

Mito: Podré cambiar las cosas que no me gustan de alguien.

Hecho: no puedes cambiar a nadie. Las personas solo cambian cuando quieren cambiar.

Mito: No me sentía cerca de mis padres, por lo que la intimidad siempre me resultará incómoda.

Realidad: nunca es demasiado tarde para cambiar cualquier patrón de comportamiento. Con el tiempo y con suficiente esfuerzo, puedes cambiar la forma en que piensas, sientes y actúas.

Mito: Los desacuerdos siempre crean problemas en una relación.

Realidad: el conflicto no tiene por qué ser negativo o destructivo. Con las habilidades de resolución adecuadas, los conflictos también pueden brindar una oportunidad de crecimiento en una relación.

Expectativas sobre el amor

Cuando comenzamos a buscar una pareja a largo plazo o entablamos una relación romántica, muchos de nosotros lo hacemos con un conjunto predeterminado de expectativas (a menudo poco realistas), como cómo debe ser físicamente y comportarse la persona, cómo debe progresar la relación y los roles que cada uno debe cumplir.

Estas expectativas pueden basarse en tu historial familiar, la influencia de tu grupo de amigos, tus experiencias pasadas o incluso los ideales representados en películas y programas de televisión. Mantener muchas de estas expectativas poco realistas puede hacer que cualquier pareja potencial parezca inadecuado y que cualquier relación nueva se sienta de modo decepcionante.

Considera lo que es realmente importante. Distingue entre lo que quieres y lo que necesitas en una pareja. Los deseos son negociables, las necesidades no.

Los deseos incluyen cosas como ocupación, intelecto y atributos físicos como altura, peso y color de cabello. Incluso si ciertos rasgos parecen de importancia crucial al principio, con el tiempo a menudo descubrirás que has estado limitando innecesariamente tus opciones.

Las necesidades son diferentes a los deseos en que las necesidades son las cualidades que más te importan, como los valores, las ambiciones o las metas en la vida. Probablemente estas no sean las cosas que puedes averiguar sobre una persona mirándola en la calle, leyendo su perfil en un sitio de citas o compartiendo una copa rápida en un bar.

Consejos para tener citas románticas

Consejo 1: Mantén las cosas en perspectiva

No hagas que la búsqueda de una relación sea el centro de tu vida. Concéntrate en las actividades que disfrutas, tu carrera, tu salud y las relaciones con familiares y amigos. Cuando te concentras en mantenerte feliz, mantendrá tu vida equilibrada y te convertirás en una persona más interesante cuando conozcas a alguien especial.

Recuerda que las primeras impresiones no siempre son de fiar, especialmente cuando se trata de citas por aplicaciones de ligar o Internet. Siempre se necesita tiempo para conocer realmente a una persona y tienes que experimentar estar con alguien en una variedad de situaciones.

Sé honesto acerca de tus propios defectos y deficiencias. Todo el mundo tiene defectos y, para que una relación dure, quieres que alguien te ame por la persona que eres, no por la persona que te gustaría ser o la persona que crees que deberías ser. Además, lo que consideras un defecto puede ser algo que a otra persona le parezca extraño y atractivo. Al deshacerse de toda pretensión, alentarás a la otra persona a hacer lo mismo, lo que puede conducir a una relación honesta y más satisfactoria.

 

Consejo 2: Construye una relacion de verdad

El juego de tener citas puede ser estresante. Es natural preocuparse por qué pinta tendrás y si le agradarás o no a tu cita. Pero no importa cuán tímido o socialmente incómodo te sientas, puedes superar los nervios y forjar una gran conexión con la otra persona.

Enfócate hacia afuera, no hacia adentro. Para combatir los nervios de la primera cita, centra tu atención en lo que dice y hace tu cita y en lo que sucede a tu alrededor, en lugar de en tus pensamientos internos. Permanecer completamente presente en el momento te ayudará a dejar de pensar en preocupaciones e inseguridades.

Sé curioso. Cuando sientes curiosidad por los pensamientos, sentimientos, experiencias, historias y opiniones de otra persona, se nota y le agradarás por eso. Parecerás mucho más atractivo e interesante. Y si no estás realmente interesado en tu cita, no tiene mucho sentido seguir adelante con la relación.

auténtico. Mostrar interés en los demás no se puede fingir. Si solo finges escuchar o preocuparte, tu cita se dará cuenta. A nadie le gusta que le tomen el pelo.

Presta atención. Esfuérzate por escuchar a la otra persona. Al prestar mucha atención a lo que dicen, hacen y cómo interactúan, le conocerá rápidamente. Las pequeñas cosas son muy útiles, como recordar las preferencias de alguien, las historias que te ha contado y lo que está sucediendo en su vida.

Guarda el móvil. En el fondo, no puedes prestar atención o forjar una relación con alguien cuando estás realizando múltiples tareas. La comunicación no verbal (gestos sutiles, expresiones y otras señales visuales) nos dice mucho sobre otra persona, pero es fácil pasar por alto a menos que estés atento.

 

Consejo 3: Prioriza la diversión

Las citas en línea, los eventos para solteros y los servicios de búsqueda de parejas, como las citas rápidas, son agradables para algunas personas, pero para otras pueden vivirse más como entrevistas de trabajo. Y sea lo que sea lo que los expertos en citas puedan decirte, existe una gran diferencia entre encontrar la carrera profesional adecuada y encontrar una pareja estable.

En lugar de buscar en sitios web de ligar o pasar el rato en bares, piensa en tu tiempo como una persona soltera como una gran oportunidad para expandir tu círculo social y participar en nuevos eventos. Haz de la diversión una prioridad. Si realizas actividades que disfrutas y te colocas en nuevos entornos, conocerás nuevas personas que compartan intereses y valores similares. Incluso si no encuentras a alguien especial, te habrás divertido y tal vez también habrás forjado nuevas amistades.

Consejos para encontrar actividades divertidas y personas con ideas afines:

  • Apúntate a un curso de algo que te interese.

  • Inscríbete en clases de baile, cocina o arte.

  • Únete a un club de corredores, un grupo de excursionistas, un grupo de ciclistas o un equipo deportivo.

  • Inscríbete en un grupo de teatro, de cine o asiste a una mesa redonda en un museo.

  • Encuentra un grupo de lectura o un club de fotografía local.

  • Asiste a eventos locales de degustación de comida y vino o inauguraciones de galerías de arte.

Consejo 4: Maneja el rechazo con elegancia

En algún momento, todos los que buscan el amor tendrán que lidiar con el rechazo, tanto como la persona rechazada como la persona que rechaza. Es una parte inevitable de las citas y nunca es el fin del mundo. Al mantener una actitud positiva y ser honesto contigo mismo y con los demás, manejar el rechazo puede ser mucho menos intimidante. La clave es aceptar que el rechazo es una parte inevitable de las citas, pero no pasar demasiado tiempo preocupándose por ello.

Consejos para manejar el rechazo cuando estás teniendo citas:

No te lo tomes como algo personal. Si te rechazan después de una o pocas citas, es probable que la otra persona solo te rechace por razones superficiales sobre las que no tienes control (algunas personas simplemente prefieren las rubias a las morenas, las personas conversadoras a las tranquilas) o porque no pueden superar sus propios problemas.

No te preocupes, aprende de la experiencia. No te castigues por los errores que crees haber cometido. Sin embargo, si sucede repetidamente, reflexiona sobre cómo te relacionas con los demás. Enfrentar el rechazo de manera saludable puede aumentar tu fuerza y resistencia.

Reconoce tus sentimientos. Es normal sentirse un poco herido, resentido, decepcionado o incluso triste cuando te enfrentas al rechazo. Es importante reconocer tus sentimientos sin intentar reprimirlos.

 

Consejo 5: Estate atento a las señales de alerta en las relaciones

Los comportamientos de bandera roja pueden indicar que una relación no conducirá a un amor saludable y duradero. Confía en tus instintos y presta mucha atención a cómo te hace sentir la otra persona. Si tiendes a sentirte inseguro, avergonzado o infravalorado, puede que sea el momento de reconsiderar la relación.

Banderas rojas que indican que una relación que está empezando va por mal camino:

La relación depende del alcohol. Solo se comunica bien cuando uno o ambos están bajo la influencia del alcohol u otras sustancias.

Hay problemas para comprometerse. Para algunas personas el compromiso es mucho más difícil que para otras. Es más difícil para ellos confiar en los demás o comprender los beneficios de una relación a largo plazo debido a experiencias previas o una vida familiar inestable al crecer.

La comunicación no verbal está apagada. En lugar de querer conectarse contigo, la atención de la otra persona está en otras cosas como su teléfono o la televisión.

Celos por intereses externos. A una de las dos personas no le gusta que la otra pase tiempo con amigos y familiares fuera de la relación.

Controlar el comportamiento. Una persona tiene el deseo de controlar a la otra y evitar que tenga pensamientos y sentimientos independientes.

La relación es exclusivamente sexual. No hay interés en la otra persona más que físico. Una relación significativa y satisfactoria depende de algo más que del buen sexo.

No hay tiempo solo para los dos. Una persona de la pareja solo quiere estar con el otro como parte de un grupo de personas. Si no desea pasar tiempo de calidad a solas contigo, fuera del dormitorio, puede significar un problema mayor.

 

Consejo 6: Lidia con tus problemas de confianza

La confianza mutua es la piedra angular de cualquier relación personal cercana. La confianza no surge de la noche a la mañana, se desarrolla con el tiempo a medida que se profundiza su conexión con otra persona. Sin embargo, si eres alguien con problemas de confianza, alguien que ha sido traicionado o traumatizado en el pasado, es posible que te resulte imposible confiar en los demás y encontrar un amor estable.

Si tienes problemas de confianza, tus relaciones románticas estarán dominadas por el miedo: miedo a ser traicionado por la otra persona, miedo a ser decepcionado o miedo a sentirse vulnerable. Pero es posible aprender a confiar en los demás. Al trabajar con el psicólogo adecuado, puedes identificar la fuente de su desconfianza y explorar formas de construir relaciones más ricas y satisfactorias.

 

Consejo 7: Alimenta la relación de pareja que está empezando

Encontrar a la persona adecuada es solo el comienzo del viaje, no el destino. Para pasar de las citas casuales a una relación amorosa y comprometida, debes cultivar esa nueva conexión.

Para nutrir la relación:

Invierte en ello. Ninguna relación funcionará sin problemas sin una atención frecuente, y cuanto más invirtáis el uno en el otro, más creceréis. Buscad actividades que podáis disfrutar juntos y comprometeos a dedicar tiempo para participar en ellas, incluso cuando estéis ocupados o estresados.

Comunícate abiertamente. Tu pareja no lee la mente, así que dile cómo te sientes. Cuando ambos os sintáis cómodos expresando necesidades, miedos y deseos, el vínculo entre vosotros se hará más fuerte y más profundo.

Estate abierto al cambio. Todas las relaciones cambian con el tiempo. Lo que deseas de una relación al principio puede ser muy diferente de lo que tú y tu pareja deseáis dentro de unos meses o años. Aceptar el cambio en una relación sana no solo debería hacerte más feliz, sino también convertirte en una mejor persona: más amable, más empático y más generoso.

Sobre mí

Julio García | Psicólogo en Valencia

Me llamo Julio García López y soy psicólogo en Valencia. Te ayudaré a sentirte mejor encontrando solución a tus problemas, por ejemplo superando una ruptura y enseñándote las habilidades necesarias para volver a tener pareja.

Deja un comentario