¿Tienes ansiedad? ¿preocupaciones? En este artículo te voy a ayudar a canalizar tus problemas desde la raíz. Descubre las ventajas que te aportará este tipo de terapia. Echa un vistazo a esta publicación sobre la terapia cognitivo-conductual.

¿Qué es la terapia cognitivo-conductual?

Contenido de la publicación

La terapia cognitivo-conductual es un tipo de intervención que te ayudará a manejar tus problemas cambiando tu forma de pensar y comportarte.

Se usa con mayor frecuencia para tratar la ansiedad y la depresión, pero también es útil para otros problemas de salud física y mental.

¿Cómo trabaja la terapia cognitivo-conductual?

Se basa en el concepto de que tus pensamientos, emociones, sensaciones físicas y acciones están interconectados, y que los pensamientos y sentimientos negativos pueden atraparte en un círculo vicioso.

Tiene como objetivo ayudarte a lidiar con los problemas que te hacen sentir malestar de una manera más positiva, enseñando cómo cambiar estos patrones negativos para mejorar la forma en que te sientes.

A diferencia de otros modelos de terapia, la cognitivo-conductual se ocupa de tus problemas actuales, en lugar de centrarse en los problemas del pasado.

¿Qué se hace en las sesiones con terapia cognitivo-conductual?

Generalmente tendrás una sesión con un psicólogo una vez a la semana o cada 15 días.El curso del tratamiento suele durar entre tres y 15 sesiones, y cada sesión dura una hora.

Durante las sesiones, trabajarás con tu psicólogo para dividir tus problemas en partes separadas, como emociones, pensamientos, sentimientos físicos y conductas. Se analizarán estas áreas para determinar si son poco realistas o inútiles, y para determinar el efecto que tienen.

Luego, tu psicólogo te ayudará a descubrir cómo cambiar los pensamientos y comportamientos que no te hacen bien. Después de determinar qué puedes cambiar, tu psicólogo puede pedirte que practiques estos cambios en tu día a día.

El objetivo final de la terapia es enseñarte a aplicar las habilidades que has aprendido durante el tratamiento en tu vida para gestionar mejor tus problemas.

¿Para qué sirve la terapia cognitivo-conductual?

La ciencia ha demostrado que este tipo de terapia es una forma eficaz de tratar diversas afecciones de salud mental.

Además de la depresión o los trastornos de ansiedad, también puede ayudar a las personas con:

Conclusión

La terapia cognitivo-conductual es un método científico comprobado para mejorar tu estado anímico además de solucionar multitud de problemas como la ansiedad, depresión y fobias.

Recuerda que, siempre que necesites ayuda, recurre a un profesional titulado para garantizar el éxito de la terapia.

Hasta la próxima!

Me gusta esto:

A %d blogueros les gusta esto: