¿Cómo superar una ruptura de pareja?

Terminar una relación larga nunca es fácil y puede ser aún más complicado si todavía se comparte el cariño o hay hijos en común. Aunque el malestar puede parecer el fin del mundo y que nuestra vida se acaba, ten en cuenta que el dolor no durará para siempre y, sin duda, no evitará que te enamores de nuevo en el momento apropiado.

Diferentes investigaciones no dejan claro el tiempo que se necesita para superar totalmente una ruptura amorosa, con o sin hijos de por medio. ¿11 semanas? ¿18 meses? El tiempo necesario varía en función de multitud de factores y resulta muy atrevido aventurarse a concretar una cifra exacta.

La ansiedad, el estrés, el miedo y la tristeza tras la ruptura

Han aparecido en tu vida nuevas emociones muy desagradables: miedo al futuro, tristeza por lo que pierdes, ansiedad ante lo desconocido. Son reacciones naturales y esperables porque has salido de tu zona de confort. Vives en realidad un proceso de duelo, diferente de persona a persona. Debido a que el amor es una emoción con muchas subidas y bajadas y cada relación viene con sus propios recuerdos y sentimientos, el final de cualquier pareja será una experiencia única. Y no hay un límite de tiempo establecido para la recuperación, ya que variables que incluyen la duración de la relación, las experiencias y los recuerdos compartidos, si tuvo hijos, la posible traición y la profundidad de los sentimientos, todas ellas juegan un papel en el camino hacia volver a sentirte bien. Además, la ruptura también puede ser peor o más dolorosa si no quieres que la relación termine.

Afortunadamente, aunque no lo parezca en este momento, millones de otras personas están experimentando emociones similares a la tuya, y millones más lo han hecho anteriormente. Los seres humanos estamos destinados a entablar relaciones y enamorarse. Y así como la mayoría de las personas experimentarán el amor al menos una vez en su vida, muchas también experimentarán el dolor del fin de una relación.

¿Cómo te vas a sentir?

Es natural sentirse devastado al final de una relación, incluso cuando la relación puede no haber sido la mejor del mundo. Después de todo, a menudo el amor tiene la capacidad de hacer que las personas pasen por alto los defectos de su pareja. Esto es más cierto al final de una relación, cuando los malos recuerdos a menudo se ven eclipsados por los buenos que nos hacen preguntarnos por qué se acabó la relación. La memoria humana es traicionera y distorsiona lo vivido.

De modo similar a cualquier otra herida, este malestar se cura con el tiempo, el cuidado personal y una actitud positiva. ¡Es posible seguir adelante! Y aunque no haya dos relaciones iguales, hay ciertas cosas que todos los que sufren de mal de amores pueden hacer para seguir adelante.

Aquí van cuatro pasos que te ayudarán a superar este proceso de duelo de la mejor manera posible.

PASO 1. Tómate tiempo para lamentar tu pérdida

Para algunos, perder a un ser querido debido a una ruptura puede ser tan doloroso como si hubieran muerto. Desde ver o hablar con la persona que amas todos los días hasta no tener contacto, puede parecer increíblemente abrumador imaginar tu vida sin esa persona. Pero es importante llegar a un acuerdo con esta nueva realidad y aceptarla antes de poder seguir adelante. Si bien puede parecer atractivo avanzar rápidamente a través de este período de tristeza manteniéndose ocupado con otras cosas y personas, la realidad es que el final de una relación requiere un período de duelo en el que procesamos lo que sucedió.

Este es un período de tiempo en el que aquellos que sufren malestar por haberse separado pueden reflexionar sobre la relación y su propio comportamiento. En lugar de intentar reprimir estos sentimientos, permitirse sentirlos es parte integral del proceso de sanación. Y mientras reflexionas sobre la relación y tus emociones relacionadas con la ruptura, puedes aprender un par de cosas sobre ti mismo y lo que deseas de una relación futura.

¿El mejor consejo? Pensar que tu antigua pareja ha muerto y no existe absolutamente ninguna oportunidad de que volváis a estar juntos. A diferencia del duelo cuando fallece un familiar o un amigo, al terminar una relación de pareja la otra persona sigue vive, de modo que sigue habiendo esperanza para volver. ¡Mata esa esperanza! Sé valiente y enfréntate a cortar definitivamente el vínculo amoroso de pareja con tu ex.

En las primeras semanas y meses de la separación, céntrate en tener cero contacto con tu expareja. Deja espacio en tu vida para nuevas personas y actividades. Aunque el gusanillo de contactarle y saber qué está haciendo te acompañe, evita saber de él o ella. Es duro, pero acepta que no tenéis ya ese vínculo íntimo que os unía.

PASO 2. Vuelve a conectarte contigo mismo

En muchas relaciones, el enfoque principal es “nosotros” en lugar de “yo”. Pero el final de una relación ofrece una oportunidad única: hacer un balance de dónde te encuentras en la vida y luego hacer algo para ti. Aunque pueda parecer un cliché y un parche tonto, el final de una relación te ofrece la oportunidad de volver a conectarte contigo. Esto puede significar comenzar una nueva afición o ampliar tu círculo de amigos. Tomarte el tiempo para hacer cosas que te hagan sentir bien, como ver a la familia, encontrar un nuevo talento o irte de vacaciones ayudarán a mejorar tu estado de ánimo después de la ruptura.

Este enfoque hacia ti también significa que puedes entrar en tu próxima relación con una conciencia personal que quizás habías perdido hace mucho. En lugar de correr hacia una nueva relación, emplea el tiempo en centrarte en ti mismo y crecer como ser humano.

Mantén una actitud positiva en esta nueva etapa de tu vida. Es difícil porque en las primeras semanas y meses tienes un sesgo muy negativista hacia la realidad (lo ves todo negro), pero es importante encarar tu realidad con un prisma optimista. Puedes plantearte cuestiones como:

  • ¿Qué he aprendido de esta relación de pareja?
  • ¿Cómo me ha hecho mejor persona?
  • ¿Qué errores hemos cometido que no quiero que se repitan en el futuro?
  • ¿Qué puedo hacer para sentirme bien en este período de soltería?

PASO 3. No tengas reparo de pedir ayuda

Rara vez las personas toman la decisión de terminar una relación de mutuo acuerdo. Normalmente un miembro de la pareja deja al otro. Cuando este es el caso, una de las partes suele estar sorprendida, lo que solo prolongará el proceso de duelo. Además de estos sentimientos de conmoción, la sensación de rechazo puede ser fuerte cuando una pareja termina una relación aparentemente de la nada.

Si el final de la relación fue un shock, es natural cuestionar tu autoestima. Pero si tu pareja ha dejado claro que ya no quiere una relación contigo y que no hay posibilidad de reconciliación, acepta la cruda realidad.

El hecho de que una pareja haya terminado una relación no significa que no seas digno de ser amado. En lugar de focalizarte en lo que hiciste mal, piensa en lo que puede hacer para encontrarte mejor en el momento presente. Por ejemplo, si crees que bloquear a tu ex en las redes sociales te ayudará a sentirte menos triste, entonces es lo correcto, ya que limitar la exposición a menudo puede ayudarnos a no pensar en el dolor.

Hablar también ayuda, pero establece límites con tus seres queridos sobre lo que te apetece compartir. Si bien es posible que estés listo para hablar sobre tu ex, tal vez no te sientas cómodo al escuchar a alguien criticarle. Sin embargo, hablar de las emociones puede ser beneficioso y una perspectiva externa puede serte útil.

Lo mismo ocurre cuando decides deshacerte de los recordatorios físicos de la relación. Si bien guardar recuerdos es algo correcto, también te hará bien tirar estas cosas si solo te causan dolor. Y si tienes cosas que necesitas devolverle a tu ex, pídele a un amigo que se las entregue, para no tener que verle.

Durante una ruptura de pareja y el proceso de duelo que le sigue es necesario confiar en tu círculo de apoyo social.

PASO 4. ¿El tiempo lo cura todo? Sí, pero pon de tu parte

No adoptes un rol pasivo y débil ante la recuperación por la ruptura de tu relación. Puedes superar el duelo en dos meses o en tres años. De tu esfuerzo y tu actitud depende, en parte, que vuelvas a tu estado anímico habitual. El tiempo no lo cura todo. Tú sí.

Puede que no te des cuenta en el momento, pero a medida que pasa el tiempo, los sentimientos de dolor disminuirán. Los recuerdos de vuestra relación no serán tan molestos y un día, ya sea dentro de meses o dentro de años, pensar en esa persona no hará que brote una respuesta de tristeza y dolor.

Aunque el tiempo para superar a tu ex depende de cada relación, dejar atrás estos sentimientos desagradables antes o después es algo necesario para seguir con tu vida. Si no se curan a tiempo, puede ser interesante buscar ayuda profesional en un psicólogo para aceptar y gestionar estas emociones. Tener pensamientos negativos sobre tu antigua relación puede ser perjudicial tanto para ti mismo como para futuras parejas. Volver a tener una mentalidad positiva es crucial.

Conclusiones

El primer año será el más difícil. Comprender esto es importante. Tendrás momentos de nostalgia, pero siempre que te recuerdes que el final de la relación no fue totalmente tu culpa y que las cosas suceden por algún motivo, deberían pasar. Intenta reflexionar sobre lo que podrías haber hecho de manera diferente. ¿Qué has aprendido de tu antigua relación? Las relaciones de pareja involucran a dos personas y una ruptura nunca es responsabilidad de una sola, por completo.

Finalmente, si todavía tienes problemas para seguir adelante o siente que tus emociones relacionadas con la ruptura están afectando tu capacidad para disfrutar de la vida, hablar con alguien puede ayudar.

Sobre mí

Julio García | Psicólogo en Valencia

Me llamo Julio García y soy psicólogo en Valencia. Te ayudaré a sentirte mejor si tienes problemas de ansiedad, pareja, autoestima, indecisión o depresión.

Deja un comentario