Servicios

TOMAR DECISIONES IMPORTANTES

Los problemas del pasado y las inseguridades nos bloquean e impiden que sigamos avanzando. Con terapia puedes romper esas barreras y conseguir todo lo que te propongas escogiendo aquello que te es más conveniente. 

¿QUÉ ES EL PROBLEMA DE INDECISIÓN?

La indecisión es la falta de determinación ante una situación, vivida como conflictiva, que nos impide tomar una decisión relevante. Se trata de la dificultad o incapacidad para optar entre dos o más alternativas que tienen relevancia para la vida y el futuro de una persona.

Puede ser un rasgo de la personalidad en sí mismo o puede ir asociado a algunos tipos de psicopatología, como los trastornos obsesivos.

Sin embargo, esta dificultad para tomar decisiones importantes en nuestra vida también se puede plantear de forma afirmativa, segura y tranquila.

¿QUÉ CARACTERÍSTICAS TIENE NO SABER TOMAR LA DECISIÓN ADECUADA?

Detrás de la indecisión hay una pérdida en la confianza básica que nos induce a cuestionar permanentemente la solidez y fundamentación de nuestras decisiones. Se asocia al sentimiento de inseguridad, a una excesiva autoexigencia y a la falta de claridad en el planteamiento de las situaciones.


Aparece una precaución excesiva y se tiende a pensar o hablar del posible fracaso en lugar de concentrarse en los medios de alcanzar el éxito.

¿CÓMO SE APRENDE A TOMAR LA MEJOR DECISIÓN?

Paso 1: Define tu decisión: Tómate unos minutos para escribir la decisión que estás a punto de tomar. Escribir tus pensamientos en papel puede permitirte ver las cosas desde un punto de vista diferente. Recuerda que un problema bien definido es un problema medianamente solucionado.
Paso 2: Identifica tu objetivo real: Siempre que nos enfrentamos a una decisión, existe un interés sobre algo que queremos obtener. Por ejemplo, si quieres salirte del trabajo y volver a la universidad para estudiar más, tu objetivo real podría ser: Mejorar tu perfil profesional. Hazte tú mismo la pregunta ¿Qué es lo que realmente quiero obtener cuando tome ésta decisión?
Paso 3: Escribe en papel tus opciones: Identifica cada una de tus opciones.
Paso 4: Realiza un análisis de pros y contras: Para cada opción, lista tantas pros y contras como sea posible.
Paso 5: Identifica la persona correcta de la cual tomar consejo: ¿Conoces a alguien que haya pasado por la situación que vives en este momento?
Paso 6: Reflexiona y medita tu decisión: Reflexionar y meditar a solas es una gran herramienta que permite eliminar el estrés que conlleva la toma de una decisión difícil. Búsca un lugar calmado donde no puedas ser interrumpido, cierra tus ojos y enfócate en tu respiración. Cuanto más relajado te encuentres mejor, imagínate lo que estás a punto de decidir e intenta pensar con la cabeza fría acerca de ello.
Paso 7: Selecciona la mejor opción: Escoge la opción que tiene la mejor oportunidad de atraer a tu vida tu objetivo real.
Paso 8: Toma acción: Especifica para tu decisión una fecha real e identifica cuál será tu primera acción a realizar.

Tu cambio empieza hoy